lunes, 19 de febrero de 2018

El comandante Raúl Castro mandó en el medio terreno

El volante paceño Raúl Castro fue el jugador más importante que tuvo el cuadro atigrado, en un partido en el que su equipo rayó a gran altura para vencer por 2-0 a Bolívar en el clásico paceño 208.

El mediocampista es el que maneja todo el fútbol atigrado. Desde que el DT Carlos Ischia asumió el mando del Tigre, el volante se ubica por la zona izquierda, pero tiene la libertad de moverse por todo el campo. Tuvo un trabajo importante cuando se ocupó de evitar la salida del equipo rival, como al momento de generar fútbol ofensivo, incluso asistió para el segundo tanto atigrado.

Castro fue ayer el más activo del Tigre junto con Diego Wayar, ambos trabajaron para recuperar balones y comenzar la transición al ataque, algo que caracterizaba al cuadro atigrado en la temporada pasada y hasta el partido de ayer no había aparecido.

El mediocampista también es importante en las jugadas de balón parado, es quien llega con mejor visión al segundo balón, tras los despejes de los rivales, así tuvo dos oportunidades para marcar con remates desde fuera del área.

El partido de Castro terminó con la asistencia a Edis Ibargüen para el segundo tanto del equipo atigrado. Con un pase de fútbol de salón por encima de la cabeza de Ronald Raldes dejó solo al colombiano que definió de la mejor manera.

The Strongest tuvo varios puntos altos. Además de Castro y Wayar, el arquero José Peñarrieta fue importante para cortar todos los centros de Bolívar y pese a un comienzo dubitativo, se afirmó bajo los tres palos con el paso de los minutos.

La defensa no dudó en ningún momento, con Fernando Marteli como líder de esa línea de cuatro que formó Ischia y fue bien acompañado por Edison Carcelén, Maximiliano Ortiz y Marvin Bejarano, quienes cerraron todos los caminos a la ofensiva celeste tanto en balones aéreos como por el piso.

También en el medio sector Jhasmani Campos fue fundamental en el primer tiempo, cuando fue el jugador que se puso al hombro el equipo, importante en balones parados y también al asistir a sus compañeros.

Campos fue elogiado por el DT, quien dijo que jugó “un gran partido” pero tuvo que sacarlo porque estaba amonestado y no quería perderlo para el siguiente encuentro.

El Tigre impugnó la habilitación provisional de Bejarano

El dirigente de The Strongest Martín Iturri reiteró ayer que Diego Bejarano está mal habilitado debido a que el fallo del Tribunal de Resolución de Disputas (TRD), que lo habilita provisionalmente, fue impugnado por el cuadro de Achumani.

“Él (Bejarano) tiene una habilitación provisional y esa fue objeto de impugnación por nuestra parte. Hasta que esta resolución quede firme el jugador no debía estar habilitado, pero no es un tema nuestro, eso que lo arregle el futbolista con su equipo”, dijo el abogado.

Iturri también aclaró el tema reglamentario respecto a las impugnaciones hasta la tercera fecha por malas habilitaciones. “Si bien esto está en el reglamento de campeonato, es una norma inferior. Tenemos reglas superiores como el Código Disciplinario y se da la posibilidad de la quita de puntos”.

En cuanto a la opción de impugnar el clásico por la presencia de Diego Bejarano, el profesional afirmó que “nunca se habló del tema, solo dimos una respuesta desde el punto jurídico para afirmar que este señor (Bejarano) está mal habilitado”.

El dirigente dijo que lo que pasa con el lateral es diferente al caso de Maximiliano Ortiz, quien jugó ayer con la camiseta atigrada,

“Ortiz tuvo un auto en el que el tribunal lo autoriza a una habilitación provisional para firmar contrato y luego firmó con el Tigre. En el caso de Bejarano firmó contrato cuando él ya lo había hecho por lo menos tres semanas antes”, señaló.

Carlos Ischia “Lo hicimos todo a la perfección, a festejar”



El técnico de The Strongest, Carlos Ischia, aseguró que la victoria de su plantel en el clásico 208 fue justa por lo que su equipo hizo en el duelo. Resaltó que su plantel efectuó un trabajo perfecto.

“Analizamos durante la semana los defectos que tenían (Bolívar) y lo hicimos todo a la perfección, se ganó un partido importante, pero es solo eso, un partido, ahora a festejar”, dijo el técnico argentino.

En cuanto a su planteamiento que dejó sin posibilidades al plantel celeste, Ischia fue claro: “No los dejamos jugar por las bandas, les cerramos bien los caminos, no tuvieron la libertad que tuvieron en otros partidos, es un partido que se le ganó bien a un gran rival, y eso es más meritorio para nosotros”.

Respecto al resultado de ayer, lo calificó como justo. “Nosotros tuvimos muchas chances que desperdiciamos, ellos solo dos, el travesaño y una de cabeza en el final del primer tiempo. Luego nunca nos complicaron”.

Sobre si el resultado le daba tranquilidad en su puesto como técnico, el DT afirmó: “Yo nunca estuve intranquilo, ganar un clásico no es una cosa que se acostumbra, pero siempre se los comenté a estos jugadores, los clásicos no se merecen, hay que ganarlos y hoy dejaron todo, no puedo individualizar una figura y eso me deja tranquilo”, aseguró. Los atigrados jugarán en la próxima fecha frente a Royal Pari, el sábado en La Paz.

El Tigre ruge en el momento justo

Rugió en el momento preciso y se quedó con el clásico 208. “Nunca nos den por muertos porque somos tigres”, publicó Pablo Escobar en su cuenta Twitter para resumir lo que pasó ayer. The Strongest ganó el clásico 208 por 2-0, en un partido en el que supo defenderse y golpear en el momento adecuado para derrotar a un desconocido Bolívar, que no mostró nada de lo que hizo en las primeras tres fechas del torneo Apertura.

Fue un duelo mal jugado, con pocas opciones para ambos equipos. El plantel de Carlos Ischia sacó ventaja con un gol en la primera jugada clara que tuvo y marcó el segundo en el momento preciso para romper una racha de cuatro partidos sin vencer a la Academia.

A los 6’, en el primer tiro de esquina que tuvo a favor The Strongest, Pablo Escobar levantó un centro que cabeceó sin oposición Edison Carcelén ante la distraída defensa celeste que solo atinó a ver la definición del ecuatoriano. La respuesta de la Academia fue en el minuto 10. Luego de una falta de Maximiliano Ortiz sobre Juan Miguel Callejón, que ejecutó el español. El balón se estrelló en el travesaño en la primera jugada clara que tuvieron los celestes.

Jhasmani Campos generó dos jugadas para que su equipo aumente la ventaja. A los 32’ levantó un centro que cabeceó Edis Ibargüen pero el balón llegó a las manos de Rómel Quiñónez y tres minutos más tarde otro pase de Campos a espaldas de la defensa celeste no pudo definir Pablo Escobar, que remató desviado a los 35’.

Con el tiempo cumplido de la primera etapa Bolívar tuvo otra oportunidad para igualar el marcador. Juan Carlos Arce levantó un centro que José Peñarrieta quiso despejar pero dejó el balón en el área chica. Callejón definió de cabeza pero el portero atigrado pudo contener el esférico.

En la segunda etapa el cuadro atigrado inició de la misma manera y en el primer minuto tuvo la oportunidad de marcar el segundo tanto, Raúl Castro remató desde fuera del área pero encontró la respuesta de Quiñónez. Luego el Tigre se replegó y cedió la iniciativa a Bolívar que en ningún momento del partido tuvo claridad para llegar al pórtico de Peñarrieta.

Callejón volvió a intentar de tiro libre, pero el portero atigrado tuvo que esforzarse para enviar el balón al tiro de esquina en la jugada más clara de la segunda etapa para el equipo celeste. Bolívar ingresó en un momento de desesperación al no poder romper el cerrojo que puso Ischia en su campo. En los últimos minutos los académicos se volcaron al ataque pero sin precisión y los atigrados los agarraron mal parado en defensa en varias ocasiones.

El primer aviso fue en el minuto 78, cuando el recién ingresado Rudy Cardozo estuvo cerca de definir dentro del área celeste pero su remate pasó al lado del poste derecho de Quiñónez. Dos minutos después llegó el segundo tanto del Tigre, una jugada que comenzó en el campo de los de Achumani con Escobar que habilitó a Castro, el volante filtró el balón para dejar solo a Ibargüen, que batió a Quiñónez a los 80’.

La barra atigrada ovacionó a José Peñarrieta

Fue la tarde del arquero del Tigre José Feliciano Peñarrieta; sus buenas intervenciones en el clásico hicieron que la barra de la curva sur lo llame y lo ovacione coreando su apellido.

El golero dijo que esperó mucho por jugar un clásico paceño con Bolívar al frente y que la victoria lo pone feliz.

Agradecido con Dios, declaró que trabaja para quedarse con la titularidad pero recordó que tras él existen otros dos buenos guardametas sin olvidar que Daniel Vaca, luego de su recuperación volverá a pelear la titularidad.

“Dios Quiera (que se quede de titular), trabajamos para ello, tenemos excelentes arqueros en The Stronges y es una pelea muy sana”, agregó.

Peñarrieta dijo que deja el estadio Hernando Siles muy contento porque además de la victoria se jugó muy bien. “Hoy jugamos muy bien, estuvimos sólidos atrás y adelante definimos muy bien, nos vamos muy contentos.

PREMIO

Por su parte el defensor atigrado Marvin Bejarano aseveró que la actuación de Peñarrieta es un premio a la constancia. “Peñarrieta va muy bien, es el premio a la constancia” a su trabajo.

Consultado si se debería traer a otro arquero, respondió, “él se la ganó, se la bancó, luchó y no se fue del equipo por tener esta oportunidad”, finalizó Bejarano.

El Tigre ganó con presencia y solvencia,

El capitán atigrado Pablo Escobar, manifestó ayer tras la victoria de su equipo ante Bolívar (2-0) que la victoria motiva mucho a los jugadores porque en las últimas semanas varias personas pensaron que el Tigre era un equipo sin posibilidades de triunfo ante un Bolívar que venía invicto y líder de su grupo.

“Que nos sigan dando por muertos, eso es muy bueno, nos motiva mucho”, dijo el “Pájaro” Escobar al final del lance.

El jugador de buen desempeño en el campo de juego, dejó entrever que mucha gente no confió en en el desempeño de los gualdinegros.

Sin embargo, el Tigre se vio sólido en todas sus filas, con un juego de conjunto bien definido y hasta con una mejor preparación física. Existieron muchos aspectos que le permitieron la victoria a los gualdinegros, entre ellos la estricta marcación de Fernando Martelli sobre el goleador celeste Marcos Daniel Riquelme, quien prácticamente fue anulado.

CASTRO

La genialidad de Raúl Castro se vio ayer reflejada en el magistral pase que cedió a Edis Horacio Ibargüen quien convirtió el segundo gol.

Jhasmani Campos le pasó el balón a Castro quien con un “sombrerito” acomodó el balón entre dos defensores celestes para que Ibargüen infle las redes celestes. “Yo lo admiro a Castro, es mi compañero de años y cada vez me admira más con cada cosa que sale”, dijo ayer Diego Wayar visiblemente emocionado tras el triunfo claro.

Por esa jugada, todos los jugadores atigrados le expresaron su admiración al jugador paceño, quien jugó en gran nivel.

Ramiro Espejo

Carcelén: “Es el fruto de nuestro trabajo”

El defensor de The Strongest Edison Carcelén manifestó, tras la victoria de su equipo, que la victoria ante su tradicional rival Bolívar es el fruto del trabajo diario. “Trabajamos día a día con humildad y aquí está el fruto (la victoria), es importante la victoria y tenemos que continuar ganando los siguientes partidos”, declaró el jugador a los medios de comunicación a la salida de los camerinos.